NY: 212-658-0095 / SDQ-RD: 809-537-1515
info@empowermeny.com

Nuevo reglamento deja a jueces de inmigración con una sola opción en casos pendientes de deportación

Licensed by New York State Courts | Licenciado por los Tribunales del Estado de Nueva York

Nuevo reglamento deja a jueces de inmigración con una sola opción en casos pendientes de deportación

Abogados consultados por Univision Noticias advierten que los cambios de procedimiento provocarán daños gigantescos a miles de inmigrantes en proceso de obtener la residencia por vías legales y que las medidas tomadas por el fiscal general Sessions “le están quitando el poder y la independencia de los jueces para alimentar la maquinaria de deportaciones del presidente Trump”.

Hasta ahora los jueces de inmigración utilizaban amplia discrecionalidad para impartir justicia en casos de deportación, entre ellas proceder a cerrar admistrativamente un caso si había alternativas legales para que un indocumentado se quede en Estados Unidos. Pero a partir del martes, un nuevo reglamento ordenado por el fiscal general, Jeff Sessions, deja como única opción la expulsión del país, excepto si el gobioerno se equivocó o si el inmigrante califica para ser ciudadano.

Las nuevas instrucciones para los jueces de inmigración ordenadas por Sessions están dirigidas a una sola opción: emitir un fallo final con una orden de deportación. Y en caso de no hacerlo, podrán parar la expulsión de un extranjero porque el Departamento de Seguridad Nacionao (DHS) no pudo defender sus argumentos y perdió el juicio. Pero esto, aseguran los jueces de inmigración, ya se venía haciendo, no es nada nuevo.

En un documento publicado por la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR), dependencia que opera bajo el mando de Departamento de Justicia, señala que por instrucciones del Fiscal General, Jeff Sessions, los jueces ya no pueden usar su discrecionalidad para dar por terminado un caso.

Un ejemplo que desaparece del escenario son los cierres administrativos que “ponen a dormir” un proceso de deportación cuando el enjuiciado lleva años en el país, carece de antecedentes criminales, tiene una familia establecida, paga impuestos y el juez determina que no constituye una amenaza a la seguridad pública o nacional.

En esos casos, los jueces procedían a la cancelación de la deportación.

”fuente:univision.com”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *